Sacha Runa Intensive Shamanic Training : Community Forum

Blessings from the heart of the work. Sacha Runa presents this intimate forum for those who have or are considering participating in the month-long Intensive Shamanic Training. Feel free to leave contact information, speak your truth, and open to the fullest potential of this growing Shamanic community. Namaste.

Sacha Runa Intensive Shamanic Training : Community Forum
Start a New Topic 
Author
Comment
Ceremonia de Danza Larga, Junio 2010

soy Luis de Argentina, te mando mi experiencia:

Creo que la Danza me tomó en el momento en el que estaba cerrando un viaje que estaba realizando por los Andes, lo cual hizo que la Ceremonia sea un cierre del mismo. "Causalmente" dicho viaje tuvo mucho de lo que fue la Danza, ya que las experiencias se asemejaron y voy a contar un poco lo que viví esa noche.
Cuando llegué quedé deslumbrado por el paisaje, es algo inmensamente acojedor rodeado de guardianes, después el silencio...uno se siente que llega a un lugar especial, donde van a ocurrir cosas importantes.
Después empezó la meditación y las ofrendas y fue como si todo se detuviera, ya no había mas apuro, ni ansiedad, ni nada, solo estabamos comenzando a conectarnos con nosotros mismos y con el universo.
Bueno con las directivas de Miguel acerca del Ritual Ceremonial, me quedaba claro una cosa; que debía tratar de cumplirlas porque ese era el objetivo de mi presencia y después entregarme a que la Sagrada Planta haga lo que tenga que hacer conmigo, con total humildad dejé que ella me mostrara lo que quisiera, tampoco pedí nada previamente ya que no tenía nada para pedir, sólo agradecer y comenzar a danzar. En ese momento empecé a disfrutar del cielo y a sentir una enorme alegría, y el amor incondicional. Sonreía.
Mientras la Planta hacía su trabajo entre nosotros, podía ver como los Guerreros caían al piso y se levantaban danzando entregados al ritual, eso hacía emocionarme y pensaba: cuántas personas caen a diario en la vida y vuelven a levantarse por amor? Es una de las formas que elegimos para aprender en este mundo...
Por otra parte quería destacar lo difícil que fue para mi el tema de la no intervención durante la Danza, o sea de no ayudar a nuestros semejantes para que ellos mismos superen los inconvenientes de manera individual, una gran reflejo de lo que tiene que ser nuestro camino en tierra no interfiriendo en los procesos del otro.
Las canciones de Miguel y de los chicos me disparaban para mundos conocidos, en los cuales yo estoy o he estado en algún tiempo, quedé fascinado con esa posibilidad, porque sentía un inmenso amor y un agradecimiento a la planta por mostrarme esa variedad de lugares. Los recorría sin miedo, veía seres que se acercaban a mi o pasaban y se dejaban ver, mientras danzaba y disfrutaba. Todas las cosas, seres y lugares que vi, me resultaron familiares aunque nunca los haya visto concientemente o por lo menos había olvidado y no los recordaba. Cuando decidía detenerme y salir de la rueda, podía observar que se danzaba en un lugar especial sin tiempo, que el padre fuego velaba por los que estaban con frío mas estáticos y la ronda giraba eternamente como un espiral, con los danzantes en pleno trabajo. Era muy tentador estar quieto porque se podía observar mucho mas que dentro del círculo, pero como había ido a danzar no me permitía muchos descansos y volvía a la rueda una y otra vez...Los seres del mundo inferior se hacían presente y los contemplaba con amor, como creaciones divinas de las cuales yo formaba parte.
Luego vino la pausa con la meditación que me llevaba por túneles coloridos y empezamos a danzar en el otro sentido, las energías se elevaron y sentí otro tipo de seres y de ambiente... empezaron los factores climáticos a participar, el elemento aire se hizo presente con gran fuerza purificadora, allí ofrecí mi sacrificio por seguir danzando a pesar del frío y del dolor. Me mantenía en pie el ver las caras de los hermanos en mi misma situación, dejando la vida en la danza, sin egos, ni apegos, desnudos. La oscuridad previa a la mañana apareció y las piernas flaqueaban, llegó la tentación por dormir, por acostarse abrigados al pie del fuego, pero no, una canción de Miguel hizo que me levante y siga, ya con poco hilo en el carretel, pero feliz.
Empezó a aclarar y vi como todo el paisaje vuelve a cambiar...veo los castillos atlantes en el horizonte, la miré a mi hermana Sandra y le dije "llegamos"...el cansancio y el frío no se sentían, la gran alegría de haber amanecido hacia que no se sintiera el desgaste de la noche, empecé a ver sonrisas en mis hermanos como al principio de la noche, aunque ya no eramos los mismos que antes, ya habíamos danzado. Estábamos felices.
Agradezco a mis guias que me llevaron hasta la Ceremonia, a mi hermana Sandra, a todos los hermanos compañeros del viaje y a Miguel por acompañarnos en la Danza.