Sacha Runa Intensive Shamanic Training : Community Forum

Blessings from the heart of the work. Sacha Runa presents this intimate forum for those who have or are considering participating in the month-long Intensive Shamanic Training. Feel free to leave contact information, speak your truth, and open to the fullest potential of this growing Shamanic community. Namaste.

Sacha Runa Intensive Shamanic Training : Community Forum
Start a New Topic 
Author
Comment
Mi experiencia en la Danza Larga del 21 de juunio de 2011

LA DANZA LARGA DEL 21 DE JUNIO DE 2011
Ricardo

Recién entendí que el mejor entre todos no es el que más sabe, tiene o es excelente en su actividad individual o individualizante, satisfactoria de su ego, sino el que más sirve al resto, al prójimo, al que es capaz de dar todo por el bien de otro.
El mundo nos muestra a cada instante aquello en lo cual debemos y podemos encontrar nuestro sentido o misión. Nos cuesta a veces demasiado percibir aquello.
El cambio va a comenzar cuando los seres entiendan que el eje guía de las vidas debe ser el amor; tomar conciencia que es conector universal. Pensar con amor, actuar, sentir.
Todo comenzó con un afán creciente de buscar y encontrar a Dios. A pesar de que siempre estuvo en mi espíritu, creo que el haber conocido a Vicky, nuestra relación, las coincidencias y anhelos, y la presencia de mi amado hijo Camilo, contribuyeron a que mi búsqueda se hiciera más y más profunda.
Creo firmemente que el ser humano debe caminar hacia Dios, hacia su Luz, y pretendo ser uno en ese camino. He tenido muchas experiencias que me demuestran fehacientemente que Dios me quiere, y no quiero defraudarlo más. Uno de los hallazgos místicos ha sido sin duda el reencuentro con mi primo Rolo. El me comentó acerca de la presencia de dos monjes budistas en Valle de Ánimas el año 2010. No pude asistir, pero la visité posteriormente. Ese monumento me mostró un lugar que se sentía consagrado.
En realidad, una de mis intenciones de tomar parte de ceremonias rituales obedecía a acumular información y conocimiento para mi tesis de doctorado. Pero no quedó en eso, fue mucho más allá, hasta donde yo no imaginaba iba a llegar.
La experiencia
El tiempo de espera.- Durante el último tiempo, tuve varios acercamientos a personas en la misma búsqueda.
El contacto con Miguel.- Lo contacté a partir de la visita a la Stupa, y averiguando los datos del hotel en Internet. Desde el encuentro, empecé a recibir correos de Casa Luna.
El sueño de mi compañera.- Ella soñó dos días antes, que se encontraba en una escuela llamada Renacer, en un muy lindo espectáculo ambiental, y alguien le entregó un celular diciéndole que tenía una llamada. Era un señor, con voz de anciano, que le dijo: “El debe estar aquí, él ha sido llamado a la Luz; varias veces se lo ha llamado y no viene, y el tiempo ya está cerca, ya no hay tiempo”. Ella me contó el sueño un día antes de asistir a la Danza Larga.
Las condiciones óptimas para asistir.- Yo pensaba ir a Tiawanacu, pero consideré aquello como algo muy turístico y vacío de contenido esotérico. Por tanto, decidí ir aunque sea solo al Valle de Animas. Sin embargo, invité a mi compañera y mi niño a ir conmigo; prácticamente los forcé a viajar conmigo a La Paz para ello. Antes, me comuniqué con Miguel para reservar una habitación en el hotel, y coordiné para llamarlo al llegar, a fin de transportar a alguien que lo necesite hasta el Valle de Animas.
Primera parte: La Danza Larga
El momento de la danza empezó alrededor de las 11 de la noche. Habíamos llegado antes, y mi niño se durmió en la habitación que tomamos.
Bajamos hasta la fogata y nos presentamos ante Miguel y la otra gente. El escenario era: Una fogata al centro de un círculo formado por palos y alambres, con un espacio abierto apuntando hacia el Este. Afuera del círculo, justo frente a la apertura del círculo, se encontraba una estatua de un Arcángel (Miguel?), pisando al maligno, rodeado de una serie de amuletos, emblemas, flores, incluso papeles escritos creo.
La ceremonia se inicia con una explicación del procedimiento. Inmediatamente después nos pasan unos vasos con la “medicina” (San Pedro) para que la bebamos y podamos entrar en trance. Yo pensé por un momento en el suicidio colectivo de los años 70 en Guyana, y le dije a mi compañera que por nuestro hijo, si ella quería podía evitar tomar el brebaje. Si algo tendría que pasar, que sea a uno y no a los dos. Ella bebió igualmente, pero solo la mitad. Yo tomé todo. En seguida iniciamos una corta meditación a cargo de Miguel, y se enciende una K´oa. Miguel llama mi nombre, y a mi respuesta me pide que con mi compañera pongamos la K´oa en el centro de la fogata, con la cabeza – señalada por una especie de cabeza de llama pequeñita – apuntando hacia el Este. Lo hicimos, y largamos.
La danza empieza girando hacia la izquierda, al son de los cantos de Miguel, quien también tocaba tambores y otros instrumentos de viento y cuerdas, a un ritmo muy monótono pero agradable, que inducía al trance colectivo.
Al cabo de alrededor de una hora, mi compañera y yo sentimos la necesidad de ir a ver a nuestro pequeño hasta su habitación. A pesar de las recomendaciones de Miguel de no abandonar el círculo, fuimos a verlo (primera subida) y comprobamos que estaba durmiendo sin problemas, así que retornamos a la danza. Vimos a personas que estaban empezando a vomitar y entr